martes, 3 de diciembre de 2013

Colgados.-

Disculparán nuestra pertinaz ausencia por aquestos lares, mas ocupaciones diarias nos tienen sorbido el tiempo que desearíamos emplear en relatar asuntos hispalenses en estas páginas. 



Sin embargo, valga la siguiente instantánea para reflejar nuestro estupor y sorpresa al contemplar estos productos del cerdo secándose tras matanza en céntrica plaza. Ignoramos si se trata de ingenioso recurso de avispado comerciante, de trampa para atrapar amigos de lo ajeno o simplemente ardid del Santo Oficio con que descubrir criptojudaizantes o a quienes no guardan la pertinente abstinencia carnal (alimenticia, nos referimos) ahora que andamos en tiempo de Adviento.

Si algún avezado lector de estas páginas pasare por dicha instalación, no dude en acudir provisto de afilado cuchillo y hogaza de buen pan, pues es algo que sinceramente echamos en falta en el momento en que hallamos tan suculento simulacro digno de veneración sin duda alguna...

lunes, 28 de octubre de 2013

Al aire.-


 


 Quede dicho por anticipado que la veleta por excelencia en nuestra amada ciudad, Giraldilla, es conocida por común de los mortales, mas no es menos cierto que existen otras muchas en nuestra ciudad coronando torres y azoteas, y ahora que parece que mudan los calores por fríos y lluvias bien útiles resultan para amantes de meteorología.


 
Tienen como uso indicar dirección de vientos y aires, volanderos elementos que caprichosamente viran según Eolo trayendo consigo nubes o lluvias, siendo antiguo suorigen al decir de los estudiosos, pues bien podrían ser nacidas en la antigua Atenas, en peculiar torre de los Vientos que marcaba los ocho rumbos en forma de Rosa de los Vientos con un tritón en su cúspide a manera de veleta primera. 



Tampoco faltan quienes atribuyen al Papa Gregorio que, en recuerdo de las Negaciones de San Pedro, todas las veletas tuvieran forma de gallo, aunque como se puede apreciar, en Sevilla abundan de todo tipo, con formas heráldicas y hasta con figuras que más que atraer vientos podrían repelerlos…


domingo, 13 de octubre de 2013

En el aire.-


Paseábamos plácidamente y en inmejorable compañía por paraje próximo a Prado de San Sebastián cuando, de súbito, divisamos cómo en lontananza un extraño objeto pugnaba por desafiar a los vientos y a la poderosa atracción gravitatoria de nuestro planeta.


 
Tras acercarnos a su proximidad, (con suma cautela, todo hay que decirlo, no fuera a ser cosa del Maligno), comprobamos con gran pasmo que aquel objeto de llamativo color y enorme tamaño, se elevaba con individuos a bordo suya, pues poseía barquilla en la que los pasajeros subían y bajaban sin que por ello sufrieran mareos o desmayos. 

 Como quiera que se hubiera formado cierta fila para poder acceder a dicho artilugio, decidimos colocarnos en ella y aguardar nuestro turno, llegando el momento de poner nuestros pies en su interior y disponernos a subir a los cielos (valga la expresión sin ánimo jocoso, Dios nos libre). 

 
Durante la ascensión el mozo que manejaba los resortes de aquel armatoste nos explicó que aquel “Globo” (pues tal era el nombre del ingenio) podía alzarse merced al calentamiento del aire que se situaba en el interior de su forma, y que por ello, gracias a leyes de la Física nosotros podíamos alcanzar respetable altura y aún más, de no ser por oportunas sogas que impedían tal cosa. 

 
 
Descendimos de modo suave y lento, gratamente sorprendidos por la experiencia, y un poco temerosos porque el Santo Oficio viera en este vuelo asunto de nigromantes o brujas, más nos afirmaron que tal levitación era asunto legal y hasta muy usado para variados menesteres, sin que por ello se fuera en contra de lo establecido.
 
Más globos en Hispalensia, aquí. 





viernes, 27 de septiembre de 2013

Idiomas.-


Me disculparán vuesas mercedes por tan dilatada ausencia, mas vive Dios que ha sido por causa de numerosos asuntos pendiente y como no deseamos dejar pasar este septembrino mes del año sin el correspondiente pliego, dejamos testimonio de sendos curiosos letreros en la sevillana calle de Alonso el Sabio (antes Burro).

Sea quien sea el autor de tales carteles no podemos por menos agradecer el hecho de usar dos lenguas y de este modo doblar a quien se dirigen sus quejas higiénicas, aunque, a fuer de ser sinceros, echamos en falta el uso del latín, lengua en desuso pero universal en su tiempo.


martes, 27 de agosto de 2013

De farol.-



Tras reciente y breve periplo por tierras granadinas (en magnífica compañía, por cierto) aparte de disfrutar de aquella ciudad y su gente, y de gozar de la belleza de sus monumentos, nos hemos traído el recuerdo de la huella hispalense en una de sus plazas, la llamada de Bib-Rambla.

Trátase de plaza muy principal en aquella urbe, con numeroso comercio, tabernas y colmados, y se decora con fuente de bella factura.



Consérvanse en ella farolas de bronce de elevado porte y singular belleza, lo que llamó nuestra atención, a la par que por su hermoso diseño y elegante prestancia.


Al acercarnos a una dellas, comprobamos, no sin cierta alegría, que se trataba de pieza realizada en 1892 en el taller de “Pérez Hermanos” o "San Antonio" en nuestra amada ciudad de Sevilla, lo que nos llevó a hacer una pequeña averiguación, comprobando que dicha industria estuvo radicada en el número 81 de la calle de San Vicente y que de sus instalaciones salieron no pocas farolas para plazas sevillanas como la de San Francisco, aunque por desgracia el tiempo y la desidia se han desecho de las mismas.



Quede por tanto constancia de cómo, también en cuestión de farolas “nunca se es profeta en su tierra” y de cómo por desgracia poco valoramos nuestro patrimonio.  



domingo, 7 de julio de 2013

Calle del Rey



 Aunque hora llamada Betis por símil con el nombre romano del llamado Río Grande por los musulmanes y Guadalquivir por nosotros ahora, no deja de ser llamativo que tal vía, que mide 618 metros, tuviera como nombre, allá por el siglo XV el de “Calle del Rey” y ello se debiera a singular suceso que tomando prestada la crónica de Maese Macías relataremos a continuación:

Corriendo los años de 1359, el monarca castellano Don Pedro I (Cruel o Justiciero, tómese el apodo que más plazca al lector) se había apropiado de ciertas rentas que legítimamente pertenecían a la Iglesia, de modo que el prelado, celoso de sus privilegios, resolvió enviarle al rey el oportuno requerimiento notarial para que restituyera las cantidades de las que se había apropiado.

Conocedor el Notario de cómo se las gastaba Don Pedro, iracundo y de genio vivo como era, resolvió aprovechar que cierto día éste paseaba a caballo por la orilla del río que daba a Sevilla para, desde una embarcación que se había proveído, reclamar de viva voz las antedichas rentas. Mas como el soberano daba la callada por respuesta ignorando la reclamación, envalentonado el Notario, comenzó a lanzarle anatemas e improperios, seguro de que tales agravios no llegarían a los reales oídos. 

 Craso error, pues Don Pedro, montó en cólera (que no era el nombre de su caballo), espoleó a su cabalgadura y lanzóse al Guadalquivir para dar escarmiento al lenguaraz, quien pudo escapar merced a los remos de su barca y a que la rápida corriente fluvial arrastró al rey, y de no ser por su caballo, habría perdido la vida, alcanzando, algo maltrecho, la orilla del río que ahora llamamos Betis. 


martes, 18 de junio de 2013

A peseta.-



Que en aquestos tiempos hay que apretar cinturón y abrir lo menos posible la faltriquera, que ante precios desorbitados no queda sino ahorro y recorte, que debido a alza de costes todo parece confabularse en contra del sufrido ciudadano es cosa ya sabida por común de los mortales, de modo que no seremos nosotros, humildes cronistas, quienes incidamos en tal asunto.


  Sin embargo, no podemos por menos que reseñar curiosa iniciativa de cierto caballero motorizado, quien por un lado pretende dicho ahorro y por otro reivindica retorno de cierta moneda rubia ligada a la Historia de España durante años y que fue sustituida por otra allá por 2002 si la memoria no nos falla.

    Broma o asunto serio, no deja de ser cuestión curiosa y como tal la reseñamos.


lunes, 27 de mayo de 2013

Llámenlo "X"


 
 Si como cada año se celebran no pocas Cruces de Mayo en patios, corrales, plazas y demás lugares, en esta ocasión traemos a este blog (moderno término para denominar aquestos pliegos) una Cruz que aunque puede ser apelada como tal quizá debamos aclarar que por su aspecto y disposición no puede por menos que sorprender al viandante.
 
 Enclavada en la collación de Santa Marina, o quizá de San Gil, su decoración responde al típico modelo para estos casos: farolillos, cortinas, macetas floridas y demás.



Sin embargo, la Cruz que la preside o bien está realizada en honor de San Andrés (que padeció martirio en cruz de tal modo) o alude al número diez según numeración romana, lo cual nos dejó un tanto perplejos.

 Como quiera que desconocemos motivos para disponer de tal modo la dicha Cruz, dejemos al avispado lector extraiga sus propias conclusiones.


lunes, 20 de mayo de 2013

Hasta el sol se detiene.-

 Dictamos estas letras aún impactados por la belleza de una mañana nublada en plena marisma.





Madrugamos no poco, y merced a amistosa y nunca bien agradecida invitación, pudimos en la jornada que hoy culmina, acudir a venerar a Santa María del Rocío en su anual procesión de Pentecostés.
 



Pocas palabras bastan para alabar su devoción e implorar su favor, mas como de gente bien nacida es ser agradecida, sirvan estas pobre imágenes como testimonio de un día iluminado por su enigmática sonrisa.




Sólo nos queda rogar a tan celestial Señora nos de venideras ocasiones para postrarnos a sus plantas como hoy hemos hecho y que, además, cubra con su manto inefable a todos a quienes queremos y apreciamos, en especial a los lectores de estas líneas y para que nuestro rumbo, bajo el timón del tierno Infante que tan preclara y bendita Dama porta en su regazo, alcance buen puerto en todo lo que hemos emprendido.